domingo, 1 de enero de 2012

Soñando, cómo será el futuro

La tecnología explota y acelera los cambios sociales mientras un puñado de visionarios prefigura el mañana desde agencias, universidades o compañías de telecomunicaciones que imaginan, y a la vez construyen, el porvenir. ¿Cómo será el mundo dentro de diez o cuarenta años? ¿Cuán acertados serán sus vaticinios?
Predecir el futuro también es un negocio. 

No solo para la industria de la ciencia ficción, el mercado de los futurólogos o para los practicantes de alguna mancia. Es un oficio terrestre, una especialidad dedicada a sugerir una dirección hacia donde pensar lo que vendrá. Cual astrólogos modernos, los gurúes de lo no-acontecido se ganan el pan a cambio de sus profecías seculares. A veces dicen lo que sus consultantes quieren oír. Otras, como las pitonisas de Delfos, responden con sentencias en forma de verso. Y como las adivinas temerosas del fracaso de su clarividencia, buscan inspiración en la observación directa de la realidad. Aunque resulte obvio, quienes predicen la ciencia y la tecnología del mañana tantean un poco en la oscuridad. Leer más  y vea este documento visual

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Proyectos casero

Tratado de geografía, fallas y placas

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Instructivo Google adwors

Registros

Visitas al sitio bersoa.com De momento a esta pág: