jueves, 14 de junio de 2007

Producción de células madre sin necesidad de embriones podría ser avance más importante en 10 años
















_________________

Foto: Infografía EL TIEMPO.
Emilio Yunis Turbay, Médico genetista, Especial para EL TIEMPO.

Por ser un tema de interés general, publicamos este artículo tomado e El Tiempo.
Científicos lo lograron a partir de piel de ratones. Si se replica el método en humanos, se abrirían importantes perspectivas en medicina. El genetista Emilio Yunis evalúa el adelanto.

Quince años atrás no se hablaba de clonación. Hoy, es difícil que alguien desconozca el término, objeto de legislaciones y de serios debates éticos. Sin excluir discusiones sobre utilizaciones indebidas.

La historia empezó en 1996 cuando Ian Wilmut y su equipo en Edimburgo anunciaron el nacimiento de la oveja Dolly producto de la reprogramación de células adultas, tan especializadas, que cumplen solo una función específica.

Para entenderlo es como un niño que al nacer tiene todas las potencialidades para convertirse en alguien muy especializado, como presidente de la república, cirujano cardíaco o policía.

Lo mismo ocurre con las células. Tienen un código genético igual para todas que en etapas tempranas les permiten ser piel, músculos, sistema nervioso, sangre, del tejido hepático. A medida que se desarrollan toman diferentes destinos como clases de células existen en el organismo.

A diferencia del niño, en el proceso de especialización, la célula, a pesar de ser adulta, no pierde sus potencialidades y las conserva en su programa genético intacto con genes silenciados, como si estuvieran dormidos.

Con Dolly se demostró que el programa se podía despertar, tanto, que a partir de una célula de la glándula mamaria, salió ese animal. Es una partitura que se vuelve a leer desde el comienzo. De Dolly se pasó, en un salto espectacular, a las células madres embrionarias, obtenidas por clonación. Una célula madre embrionaria es aquella a partir de la cual se pueden obtener todos los tipos celulares de la especie.


Estas se analizaron por primera vez a partir de tumores (sin control pueden formar tumores) y con ellas se hizo realidad una hipótesis trascendental: el cuerpo humano es una fábrica para curar al mismo cuerpo.

Pero hasta ahora es imprescindible el paso por el embrión, ya sea diseñado para tal fin o usando los "sobrantes" de centros de reproducción asistida. Aquí hay una seria dificultad por las implicaciones morales que suscita su uso, lo que ha impedido avanzar en este campo.

Cambia la historia

El mundo científico saluda con entusiasmo y no menos expectativa el anuncio espectacular de tres grupos de investigación (el pionero en Japón, en la Universidad de Kyoto, y dos en Estados Unidos, uno en el Instituto Whitehead y otro en Harvard), que sobrepasa fraudes recientes: la obtención de células madre embrionarias modificando genéticamente células adultas de la piel de ratón. Es posible replicar los experimentos con células humanas.

¿Por qué se trata de un experimento sobresaliente?

Porque se evita de un solo golpe el paso obligado por el embrión para obtener este tipo de células y con esto los problemas éticos ligados al tema. Es, quizás, el avance más trascendental de la biología en la ultima década.

¿Se puede aplicar la investigación al humano?

De una manera directa no, aunque lo alcanzado es trascendental. El siguiente paso es replicarlo en los seres humanos.

No se puede afirmar que las cosas puedan ir de una manera tan "sencilla" como en el ratón; por el contrario, es de mayor complejidad.

Pero la ciencia descubrió que es posible y abre un campo amplio y optimista de investigación. El objetivo es terminar con un producto seguro para la sociedad.

Las potencialidades que ofrece son gigantescas. Las tres preguntas más importantes sobre células madre, que son ¿Cómo obtener y mantener células madre a partir de embriones y diferentes tejidos? ¿Cómo inducirlas a que sean una célula y un tejido específico? y ¿Qué métodos permitirán cambiar el linaje de una célula, por ejemplo que pase de ser corazón a ser cerebro? ahora tienen caminos más claros para responderse con el método descubierto.

Pero lo más importante es poder contar con un camino más cercano para entender las alteraciones que acompañan a las células de un enfermo de Parkinson, de Alzheimer, de diabetes y de muchas otras enfermedades, que no manifiesta las alteraciones porque es de otro tejido no comprometido.

Será posible reprogramarlas, cultivarlas y conocer en detalle los cambios iniciales que hacen parte de esos males y diseñar estrategias para prevenirlos, tratarlos, y curarlos. Eso aunque es un poco lejano es una realidad.

¿Qué son las células madre?

Las células, como los hijos, se parecen a la mamá: las de la piel originan células de la piel, las del hígado producen células del hígado. Pero hay unas con la capacidad de dar origen a cualquiera de los 200 tipos de células del organismo: son las células madre. Hay varios tipos:

Totipotenciales: pueden originar un organismo entero; se producen cuando un óvulo se une a un espermatozoide.

Pluripotenciales: pueden generar células de distintos tipos de tejidos (músculo, hueso, neuronas, piel, entre otros), pero no un cuerpo.

Pluripotenciales: pueden especializarse en células productoras de una sola familia: por ejemplo, la madre de todas las células de la sangre (glóbulos rojos, blancos, plaquetas).

El cuerpo adulto tiene células madre sobre todo multipotenciales o células madre adultas. La ciencia busca métodos para aislarlas (tras extraerlas de la sangre, la médula ósea, la mucosa olfatoria, entre otros), cultivarlas y usarlas para reparar o remplazar tejidos. Las pluripotenciales se obtienen a partir de embriones con varios días de desarrollo. Pueden ser producto de la fecundación in vitro de un óvulo con un espermatozoide o por clonación.
Regresar a escritorio http://www.bersoa.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Proyectos casero

Tratado de geografía, fallas y placas

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Instructivo Google adwors

Registros

Visitas al sitio bersoa.com De momento a esta pág: